Quinta Palabra

Quinta Palabra

Tengo sed” (San Juan 19:28)

Los pies que llevaban a Jesús por las plazas, las calles, los lagos, las sinagogas y hacia el templo… están inmóviles, están perforados por largos clavos. Las manos de Jesús, que cargaron a tantos niños, señalaba a los muertos para que salieran de sus sepulturas, manos que abrían los ojos a los ciegos, daba oído a los sordos, bendecía a los pobres, y confortaba a los abatidos, estas manos estaban presas y clavadas en el “madero de la maldición”. Los labios de Jesús, que proferían bendición, perdón, vida, consuelo y salvación, están secos y pálidos. “He sido derramado como aguas, y todos mis huesos se descoyuntaron; Mi corazón fue como cera, Derritiéndose en medio de mis entrañas. Como un tiesto se secó mi vigor, y mi lengua se pegó a mi paladar y me has puesto en el polvo de la muerte” (Sal 22: 14,15) Avanzada la tarde, el rigor del dolor crece, los clavos, de la corona de espinas y la asfixia que produce estar colgado en una cruz,   Jesús tienen sed.  Jesús tiene sed de ver que la justicia de Dios se cumple en él.  Él es el “Bienaventurado que tiene hambre y sed de Justicia” La Justicia de Dios es sobre El, para que Él sea nuestra justicia.

“Seca está de sed su lengua; yo Yahvé los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé. En las alturas abriré ríos y fuentes en medio de valles; abriré en el desierto estanques de aguas y manantiales de aguas en la tierra seca. Daré en el desierto cedros acacias, arrayanes y olivos; pondré en la soledad cipreses pinos y bojes juntamente, para que vean y conozcan, y adviertan y entiendan todos, que la mano de Yahvé hace esto, y que el Santo de Israel lo realizó” (Isaías 41:17b-20)

Recuerda que Jesús tuvo sed. Es plenamente hombre. Tuvo sed por todos nosotros. La sed de ser reconciliado por Dios. Jesús tuvo sed de ser el instrumento de reconciliación de Dios con nosotros. La sed que nosotros no tuvimos por la sequedad de nuestro pecado, Jesús la asumió sobre sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*