Lenguaje Actual

La nueva traducción de la Biblia en lenguaje sencillo pretende llegar a la población más extensa del mundo de habla hispana: los niños y los adolescentes. Aunque el proyecto empezó como una traducción para niños, sus horizontes se han abierto para alcanzar una población más amplia.

La experiencia ha enseñado, y esto se puede constatar no sólo en traducciones bíblicas sino también en las de la literatura en general, que la literatura que es buena para niños es buena para todos.

Pero no se limita solo a estos públicos. Esta nueva traducción también esta dirigida a a gran población adulta que no ha tenido acceso a la educación secundaria. También se le puede agregar la gran cantidad de hermanos y hermanas indígenas para quienes el castellano es su segunda lengua.

Esta traducción no es un trabajo para servir de “puente” entre una versión y otra. Esta traducción es un obra íntegra, con una identidad propia y única. Tiene como base al texto de los idiomas originales tal como se presenta en las ediciones críticas de las Sociedades Bíblicas Unidas: La Biblia Hebraica Stuttgartensia y The Greek New Testament, cuarta edición revisada. A estos textos acompaña la Revised Standard Version, la misma que ha sido escogida en las Sociedades Bíblicas Unidas para apoyar la traducción bíblica, por su calidad como traducción más o menos formal de la Biblia.

Los miembros del equipo de traducción usan como versiones modelo (por seguir el principio de traducción funcional o dinámica) la Dios Habla Hoy y la Good News Bible. De particular ayuda es la Contemporary English Versión, por ser una traducción dirigida a los niños.

Fidelidad

Esta nueva versión no es una adaptación de ninguna versión castellana existente en el mercado. Es una traducción directa de los idiomas originales. Sin embargo, se han tomado en consideración los elementos característicos de la literatura y los nuevos avances de la lingüística moderna y de la exégesis bíblica contemporánea. En la traducción de la Biblia en lenguaje sencillo se ha hecho todo lo posible por reflejar el estilo literario que eligieron los autores originales. En eso también estriba la fidelidad. Cuando estamos frente a un relato, la traducción se ciñe a las características literarias del relato, tal como la practica la literatura castellana contemporánea.

Naturalidad

En la preparación de la Biblia en lenguaje sencillo consideramos la traducción como comunicación; es decir, se le da más valor a la orientación cultural y menos a la transferencia lingüística. En la traducción como comunicación, la pregunta a responder es: «¿Cuál es la función del texto que recibirá el receptor?» Se trata, por ello, de una traducción prospectiva y no de una retrospectiva –en esta última orientación, el texto fuente es el que prescribe. En la traducción prospectiva, el receptor determina en mucho la traducción, sobre todo si se trata de un texto culturalmente definido. Sólo cuando se hacen las adaptaciones y modificaciones pertinentes es que el texto comunica algo significativo al receptor. Esto se hace notorio cuando el lector u oyente declara gustoso que el texto que tiene enfrente no sabe a traducción, sino al de una obra literaria perteneciente a su propia lengua. El receptor recibe el mismo mensaje querido por el autor original, sin embargo se ha dado una verdadera transformación lingüísticamente hablando, que al hacerse la comparación léxica y gramatical, el texto del receptor no aparece como copia al carbón del texto fuente.

En cuanto al vocabulario, la Biblia en lenguaje sencillo ha hecho todo lo posible por usar «lenguaje inclusivo». Sin violentar las necesarias «distancias» históricas, geográficas y culturales, se usa lenguaje inclusivo cuando el contexto no se refiera de manera concreta a «varones». Se evita, hasta donde sea posible, usar pronombres masculinos para referirse a Dios. El lenguaje inclusivo en la Biblia en lenguaje sencillo se nota también en el cambio que se da, en muchas ocasiones, del pronombre en tercera persona al de segunda. Esto sucede en textos en los que Jesús se dirige a un grupo. Véase el caso de Mateo 16.24-26

En relación con la sintaxis, la Biblia en lenguaje sencillo ha cuidado evitar las oraciones complejas y largas. Sin caer en un estilo «cortado» y aniñado, se ha buscado emplear la estructura sencilla y transparente. Por regla general, las oraciones se limitan a dos o tres cláusulas, y se evitan las cláusulas parentéticas. Sobre todo en pasajes narrativos, la Biblia en lenguaje sencillo reestructura el párrafo para seguir el orden cronológico de los hechos. Sobre todo en pasajes narrativos, la Biblia en lenguaje sencillo reestructura el párrafo para seguir el orden cronológico de los hechos. Lo mismo hace con la lógica que debe seguir un relato: la causa precede al efecto, la vieja información precede a la nueva, el personaje que está en primer plano es aquel de quien ya se tiene cierto conocimiento. Siempre que un personaje pasa de un segundo a un primer plano, se inicia un párrafo nuevo. Véase la reestructuración que se hizo en Génesis 26.1-6

Se usan notas al pie para explicar términos y palabras difíciles, así como asuntos culturales, geográficos e históricos clave para la comprensión de un texto. También se usan notas cuando hay importantes diferencias en las variantes textuales y asuntos de crítica textual.

+ TLA

La nueva traducción de la Biblia en lenguaje sencillo pretende llegar a la población más extensa del mundo de habla hispana: los niños y los adolescentes. Aunque el proyecto empezó como una traducción para niños, sus horizontes se han abierto para alcanzar una población más amplia.

La experiencia ha enseñado, y esto se puede constatar no sólo en traducciones bíblicas sino también en las de la literatura en general, que la literatura que es buena para niños es buena para todos.

Pero no se limita solo a estos públicos. Esta nueva traducción también esta dirigida a a gran población adulta que no ha tenido acceso a la educación secundaria. También se le puede agregar la gran cantidad de hermanos y hermanas indígenas para quienes el castellano es su segunda lengua.

Esta traducción no es un trabajo para servir de “puente” entre una versión y otra. Esta traducción es un obra íntegra, con una identidad propia y única. Tiene como base al texto de los idiomas originales tal como se presenta en las ediciones críticas de las Sociedades Bíblicas Unidas: La Biblia Hebraica Stuttgartensia y The Greek New Testament, cuarta edición revisada. A estos textos acompaña la Revised Standard Version, la misma que ha sido escogida en las Sociedades Bíblicas Unidas para apoyar la traducción bíblica, por su calidad como traducción más o menos formal de la Biblia.

Los miembros del equipo de traducción usan como versiones modelo (por seguir el principio de traducción funcional o dinámica) la Dios Habla Hoy y la Good News Bible. De particular ayuda es la Contemporary English Versión, por ser una traducción dirigida a los niños.

+ Características

Fidelidad

Esta nueva versión no es una adaptación de ninguna versión castellana existente en el mercado. Es una traducción directa de los idiomas originales. Sin embargo, se han tomado en consideración los elementos característicos de la literatura y los nuevos avances de la lingüística moderna y de la exégesis bíblica contemporánea. En la traducción de la Biblia en lenguaje sencillo se ha hecho todo lo posible por reflejar el estilo literario que eligieron los autores originales. En eso también estriba la fidelidad. Cuando estamos frente a un relato, la traducción se ciñe a las características literarias del relato, tal como la practica la literatura castellana contemporánea.

Naturalidad

En la preparación de la Biblia en lenguaje sencillo consideramos la traducción como comunicación; es decir, se le da más valor a la orientación cultural y menos a la transferencia lingüística. En la traducción como comunicación, la pregunta a responder es: «¿Cuál es la función del texto que recibirá el receptor?» Se trata, por ello, de una traducción prospectiva y no de una retrospectiva –en esta última orientación, el texto fuente es el que prescribe. En la traducción prospectiva, el receptor determina en mucho la traducción, sobre todo si se trata de un texto culturalmente definido. Sólo cuando se hacen las adaptaciones y modificaciones pertinentes es que el texto comunica algo significativo al receptor. Esto se hace notorio cuando el lector u oyente declara gustoso que el texto que tiene enfrente no sabe a traducción, sino al de una obra literaria perteneciente a su propia lengua. El receptor recibe el mismo mensaje querido por el autor original, sin embargo se ha dado una verdadera transformación lingüísticamente hablando, que al hacerse la comparación léxica y gramatical, el texto del receptor no aparece como copia al carbón del texto fuente.

+ Vocabulario

En cuanto al vocabulario, la Biblia en lenguaje sencillo ha hecho todo lo posible por usar «lenguaje inclusivo». Sin violentar las necesarias «distancias» históricas, geográficas y culturales, se usa lenguaje inclusivo cuando el contexto no se refiera de manera concreta a «varones». Se evita, hasta donde sea posible, usar pronombres masculinos para referirse a Dios. El lenguaje inclusivo en la Biblia en lenguaje sencillo se nota también en el cambio que se da, en muchas ocasiones, del pronombre en tercera persona al de segunda. Esto sucede en textos en los que Jesús se dirige a un grupo. Véase el caso de Mateo 16.24-26

+ Sintaxis

En relación con la sintaxis, la Biblia en lenguaje sencillo ha cuidado evitar las oraciones complejas y largas. Sin caer en un estilo «cortado» y aniñado, se ha buscado emplear la estructura sencilla y transparente. Por regla general, las oraciones se limitan a dos o tres cláusulas, y se evitan las cláusulas parentéticas. Sobre todo en pasajes narrativos, la Biblia en lenguaje sencillo reestructura el párrafo para seguir el orden cronológico de los hechos. Sobre todo en pasajes narrativos, la Biblia en lenguaje sencillo reestructura el párrafo para seguir el orden cronológico de los hechos. Lo mismo hace con la lógica que debe seguir un relato: la causa precede al efecto, la vieja información precede a la nueva, el personaje que está en primer plano es aquel de quien ya se tiene cierto conocimiento. Siempre que un personaje pasa de un segundo a un primer plano, se inicia un párrafo nuevo. Véase la reestructuración que se hizo en Génesis 26.1-6

+ Notas al pie

Se usan notas al pie para explicar términos y palabras difíciles, así como asuntos culturales, geográficos e históricos clave para la comprensión de un texto. También se usan notas cuando hay importantes diferencias en las variantes textuales y asuntos de crítica textual.