Reina Valera Contemporanea

Es decir, la RVC comunica el mensaje de siempre de manera clara y moderna.

Esta revisión no pretende substituir la RVR 1960 sino ofrecer una alternativa para uso litúrgico a los que están emigrando a otras traducciones o revisiones. La Reina Valera Contemporánea va a proveer a la nueva generación de evangélicos en la región de las Américas una nueva revisión de la RV para uso en el culto que:

  • Esté basada en la traducción de Reina-Valera y sus revisiones más recientes.
  • Contiene el castellano ágil y contemporáneo común en este continente.
  • Sea fiel a los manuscritos más antiguos de la Biblia consultando los textos del AT (Biblia Hebraica Stuttgartensia) y usando el NT Nestlé Aland (Texto Crítico) con notas al pie de página que aclaren lo que dice en el Textus Receptus.
  • Tenga una puntuación mejorada.
  • Use una onomástica mejorada.

Para el Antiguo Testamento, la Biblia Hebraica. Para el Nuevo Testamento el Texto Receptus, no obstante, se ha indicado entre corchetes con notas explicativas a pie de página los textos que no se encuentran en el Texto Critico (Nestle-Aland, edición 27, o The Greek New Testament, de UBS, Cuarta edición), el cual está conformado por los manuscritos más antiguos del Nuevo Testamento.

La RVR60 sigue principios de traducción literalistas, hoy en día ya superados. La RVC, aunque respeta los principios literalistas de la RVR60, busca mantener un estilo literario y seguir una sintaxis más moderna. La RVC busca presentar un texto donde predomine la naturalidad de expresión, sin menoscabo de la fidelidad al texto original.

En el hebreo más antiguo, que carecía de vocales escritas, las consonantes YHVH componen el nombre con el cual Dios se presentó ante Moisés. Por respeto, los judíos dejaron de pronunciarlo, y cuando encontraban esas consonantes en el texto bíblico decían Adonai (el Señor). En los medios cristianos las consonantes YHVH empezaron a leerse desde fines de la edad media con las vocales e, o y a, resultando la forma latinizada «Jehováh», de donde viene «Jehová». Pero en realidad, hoy no sabemos cómo se pronunciaban las cuatro consonantes YHVH, término conocido como «tetragrama».

La RVC sigue el ejemplo establecido por la Septuaginta -traducción griega de la Biblia hebrea- desde el siglo III, antes de Cristo. La Septuaginta, hecha para judíos por judíos, evitó escribir el sacrosanto nombre de Dios, y en su lugar usó la palabra griega Kyrios, que a su vez traducía la palabra hebrea Adonay. Ambas tienen el sentido en español de «Señor». La RVC se une a la mayoría de versiones modernas, y usa la palabra «Señor» para referirse al nombre santo de Dios.

+ RVC

Es decir, la RVC comunica el mensaje de siempre de manera clara y moderna.

Esta revisión no pretende substituir la RVR 1960 sino ofrecer una alternativa para uso litúrgico a los que están emigrando a otras traducciones o revisiones. La Reina Valera Contemporánea va a proveer a la nueva generación de evangélicos en la región de las Américas una nueva revisión de la RV para uso en el culto que:

  • Esté basada en la traducción de Reina-Valera y sus revisiones más recientes.
  • Contiene el castellano ágil y contemporáneo común en este continente.
  • Sea fiel a los manuscritos más antiguos de la Biblia consultando los textos del AT (Biblia Hebraica Stuttgartensia) y usando el NT Nestlé Aland (Texto Crítico) con notas al pie de página que aclaren lo que dice en el Textus Receptus.
  • Tenga una puntuación mejorada.
  • Use una onomástica mejorada.
+ Base textual

Para el Antiguo Testamento, la Biblia Hebraica. Para el Nuevo Testamento el Texto Receptus, no obstante, se ha indicado entre corchetes con notas explicativas a pie de página los textos que no se encuentran en el Texto Critico (Nestle-Aland, edición 27, o The Greek New Testament, de UBS, Cuarta edición), el cual está conformado por los manuscritos más antiguos del Nuevo Testamento.

+ Diferencias entre RVR60 y RVC

La RVR60 sigue principios de traducción literalistas, hoy en día ya superados. La RVC, aunque respeta los principios literalistas de la RVR60, busca mantener un estilo literario y seguir una sintaxis más moderna. La RVC busca presentar un texto donde predomine la naturalidad de expresión, sin menoscabo de la fidelidad al texto original.

+ Jehová o Señor

En el hebreo más antiguo, que carecía de vocales escritas, las consonantes YHVH componen el nombre con el cual Dios se presentó ante Moisés. Por respeto, los judíos dejaron de pronunciarlo, y cuando encontraban esas consonantes en el texto bíblico decían Adonai (el Señor). En los medios cristianos las consonantes YHVH empezaron a leerse desde fines de la edad media con las vocales e, o y a, resultando la forma latinizada «Jehováh», de donde viene «Jehová». Pero en realidad, hoy no sabemos cómo se pronunciaban las cuatro consonantes YHVH, término conocido como «tetragrama».

La RVC sigue el ejemplo establecido por la Septuaginta -traducción griega de la Biblia hebrea- desde el siglo III, antes de Cristo. La Septuaginta, hecha para judíos por judíos, evitó escribir el sacrosanto nombre de Dios, y en su lugar usó la palabra griega Kyrios, que a su vez traducía la palabra hebrea Adonay. Ambas tienen el sentido en español de «Señor». La RVC se une a la mayoría de versiones modernas, y usa la palabra «Señor» para referirse al nombre santo de Dios.